DeProfundis

Reflexiones de un alma perdida

Dentro del Laberinto II

Published by sigfried under on 17:24
No te conozco, apenas se tu nombre

solo dos sílabas que lo resumen todo

te has engarzado en mi pecho como una piedra preciosa

y llenas mi vacio hasta la ultima gota.


Nada puedo ofrecerte salvo una torre en ruinas

nada ya me pertenece, ni siquiera mi alma

mis manos, temblorosas, a otra persona responden

y mi voluntad débil noto que me abandona.


No, te conozco, apenas se tu nombre

mi espiritu, en cambio te vive cada hora.

Te ha visto, te ve, te siente y te nota

abandona mi cuerpo con voluntad propia.


Él ya te tiene, yo aun no te he encontrado

y se transforma en aire entrar en tu pecho.

Él ya te ha visto, yo aun te estoy buscando

y como rayo de sol contempla figura.

Él ya te siente, yo aun no te he tocado

y en lluvia se convierte para tocar tu cara.

Él te conoce, yo apenas se tu nombre

y de todo lo que sabe no me comenta nada.


No te conozco, no te tengo, no te he visto y no te siento

y le maldigo a Él por su suerte infinita.

Por entrar en tu pecho, por ver tu figura

por tocar tu cara y por no decir nada.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Se ha producido un error en este gadget.

Follow by Email

Followers

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.