DeProfundis

Reflexiones de un alma perdida

Dentro del Laberinto III

Published by sigfried under on 17:34
En este lago me encuentro, vivo en aguas turbulentas

rebosante y agitado por el dolor y la pena.

Tus lagrimas lo formaron, y yo ahora nado entre ellas

las hay negras de la rabia, amargas como la vida

las hoy rojas de pasion, tambien plata de alegria,

las hay dulces como miel, como néctar o ambrosía.


No desperdicies, mi dama, tantas perlas plateadas

hasta que hayais encontrado, alguien para valorarlas.

No lleneis mas este lago, dejadlo que se evapore

permitidme convertirlo, en vuestro jardin de flores

en vuestro rincon secreto, donde huir de los dolores.


Secad vuestros ojos humedos, con un rayo de la luna

no permitais que le priven, a vuestra faz de hermosura.

atesorad como os digo, vuestras lagrimas preciadas,

pues mis ojos no soportan, ver como son derramadas.

Y cuando hayais encontrado, alguien para compartirlas

Oh mi dama de las lagrimas, llorad solo las doradas,

las mas preciadas de todas, las que no hay que combatirlas

las que son por alegria.


Pero reservadme una, la mas humilde de todas

una lagrima sencilla, de agua pura, cristalina

una que haya recorrido, vuestras palidas mejillas

y dejadme que la llame "la lagrima de mi vida".

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Se ha producido un error en este gadget.

Follow by Email

Followers

Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.